Cto de España sub 12 (VI): Rondas 7 y 8

Como en días anteriores, el queridísimo despertador suena poco antes de las 8.00 para recordar a los presentes en la habitación que el encierro está a punto de comenzar. Si hay que madrugar al menos que sea para ver algo que te gusta… Esta vez no hubo visita al cuarto para presenciar dicho evento, ya que parece ser que los problemas televisivos en otras habitaciones ya se habían solventado. Acabada la carrera delante de los toros toca visitar al amigo buffet que, como no podía ser de otra manera, supo hacer frente al vacío de mi estómago con una amplia variedad de productos. En esta ocasión la tertulia se centró en los planes para después de la partida de la tarde, siendo una palabra el centro del debate: piscina. (¡La tarde promete!). Como anécdota, Martín demostró que la teoría de la gravedad es cierta mediante un gráfico ejemplo: si tú pones un plato con tortitas y nata en posición vertical, el contenido del plato termina en el suelo. ¡Muy instructivo!

Vuelta al cuarto para una ducha rápida (dentro de lo que la alcachofa y su manía de no echar agua caliente permitía), chocolatinas a la bolsa y para la sala de juego. Justo antes de empezar, los monitores y jugadores de la escuela de ajedrez de Burlada nos sacamos una foto todos juntos, de tal manera que siempre nos quedará un recuerdo de esta bonita semana. Las rutinas habituales previas al inicio de la ronda se suceden con rapidez, ya que con puntualidad británica el equipo arbitral invita a acompañantes no acreditados a desalojar la sala, tras lo cual da comienzo la ronda.

En lo que a resultados navarros se refiere: Martín gana tan rápido su partida que incluso a los monitores nos cuesta encontrarle para analizar la partida; Carla firma unas tablas en una partida en la que pudo conseguir la victoria (esto me suena); Lucía pierde tras subestimar una serie de amenazas que terminan resultando definitivas; Cristian (como es habitual en él) logra que su rival caiga en una serie de trucos que le hacen llegar a una posición totalmente ganada; Pablo y Leire pronto llegan a finales con material de menos en los que nada pueden hacer para evitar la derrota; Unai se precipita cuando todo hacía presagiar su victoria y termina llegando a una posición en la que lo mejor es hacer tablas por jaque perpetuo.

Por su parte, Naira desaprovecha su clara ventaja tras no hacer caso a las amenazas de su rival, lo que termina traduciéndose en derrota; en el derbi navarro entre Haizea y Aimer, Haizea logra montar un fuerte ataque que remata con un bonito sacrificio que le hace llevarse el punto, Daniel gana su partida tras llegar a un final con material de más y Aitor termina perdiendo una partida luchadísima tras equivocarse cuando el reloj marcaba menos de cinco minutos.

La comida tiene como foco de atención el tema que habíamos dejado en el desayuno: la piscina. La verdad es que no sé a quién le gusta chinchar más, si a mí o a los más peques… Es día de ronda doble, así que acabamos de comer rápido y subimos a las habitaciones para preparar las partidas de la tarde, analizar los errores de la mañana y descansar un rato.

A la hora de repartir las chocolatinas hubo un factor especial: no quedaban suficientes dulces de un solo tipo y tuvimos que llevar de dos diferentes, por lo que los primeros peques pudieron elegir entre el aperitivo de marca blanca o el más conocido, siendo este último el más apreciado. No hay tiempo para más, por lo que da comienzo la ronda.

Naira pronto queda con dama de más, por lo que el camino a la victoria fue relativamente sencillo. Pablo pierde un caballo al intentar atacar, dando lugar a que su intento de defensa fuese insuficiente y terminase inclinando el rey. La partida de Cristian fue un encuentro entre “amigos”: al regalo de pieza de su rival Cristian respondió permitiéndole poner dos peones en séptima, lo que hizo que el navarro tuviese que sacrificar mucho material para evitar la transformación y terminase perdiendo. Aitor monta un ataque indefendible que le hace llevarse el punto tras jugar con total precisión. Lucía de la nada monta un ataque que le hace ganar tres peones y llegar a un final ganado, punto para la navarra. Martín levanta una partida en la que inicialmente estaba inferior y termina aprovechándose de lo rápido que corrían sus peones para ganar la partida.

Carla y Leire se dejan material mientras intentaban atacar, lo que da lugar a que jugadas después se vean obligadas a firmar la derrota tras una más que digna lucha. Unai llega a un final con dos peones de menos y, aunque intenta revolverse, poco puede hacer y termina rindiéndose. Aimer, como ya hiciese en rondas anteriores, llega a un final con peón de más en el que aprovecha su ventaja y acaba consiguiendo la victoria. Haizea logra una importante victoria frente a una amiga y dura rival tras aprovechar la actividad de sus piezas y hacer al público vibrar tras estar durante muchas jugadas con realmente poco tiempo. Daniel pierde tras luchar hasta el final una partida que estuvo igualada casi en todo momento, pero que en los apuros de tiempo se decantó a favor del rival de Daniel, una pena.

Bueno, ahora llega el momentazo de la tarde. ¡Al agua patos! A la tradicional batalla de agarrones y lanzamientos de peques por los aires se unió un arma inesperada: el palo de un helado (no recuerdo cuál), que utilizaron especialmente Pablo y Sofía Sabev para salpicar y tirar agua a la cara a todo el que se pusiese delante. Si a esto le incluyes que por el agua había diversos “pececillos” luchadores llamados Cristian, Aimer, Martín, Aitor, Naira o Carla se intuye que el tiempo en el agua no fue precisamente relajado, aunque sí muy divertido.

En la cena hablamos sobre los planes de mañana: horarios de viajes, cuándo hacer las maletas y cuándo meterlas en los coches, qué ruta vamos a seguir cada uno… Acabado esto, los peques y no tan peques lo pasaron en grande en la zona de animación, que en esta ocasión tenía como temática “fiesta flower power”, disputando entretenidos retos enfocados a conseguir los tan apreciados chiripuntos. Ahora sí a la habitación, que hay que preparar la maleta, mañana la ronda empieza antes, hay que madrugar algo más y nos espera un viaje largo.

Esta entrada fue publicada en Opens por el mundo, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario