El ajedrez no es cosa que dé risa…

El fútbol y el ajedrez no deberían estar reñidos. La práctica de ambas disciplinas suele ser muy común entre los más jóvenes, y no sólo porque el balompié sea un deporte de masas… porque el ajedrez también lo es.

El periódico catalán Mundo Deportivo nos sorprende con un titular muy chocante en el que el jugador de la Real Sociedad, Martín Zubimendi, señala que la gente se ríe porque le gusta jugar al ajedrez. ¿Qué tiene el ajedrez que dé risa? Sólo el desconocimiento puede llevar a esa conclusión… porque si algo es cierto es que la ignorancia es muy atrevida.

Puedes leer la breve entrevista pinchando aquí.

Por lo demás, el caso de Zubimendi no es único entre los jugadores profesionales. El rojillo César Cruchaga se enfrentó en el año 2000 a Anatoli Karpov en la simultánea que ofreció el excampeón del mundo en Paz de Ziganda, el también txuriurdin Esteban Granero era un asiduo al Open Internacional de Gros mientras defendía los colores del equipo donostiarra… y también en los banquillos, como la gran afición de entrenadores como Quique Setién, Ernesto Valverde o el fallecido Radomir Antic.

El ajedrez no es cosa que dé risa.

Esta entrada fue publicada en Más allá del club, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario