El puente autoportante de Duras

En esta posición compuesta por el checo Oldrich Duras (1882-1957) puede parecer que una simple maniobra de Lucena bastaría para dar la victoria al blanco, pero un vistazo más profundo nos lleva a desechar dicha conclusión. El problema es que nuestro rey no puede salir de delante de su peón sin recibir jaque, hay que descubrir la forma de molestar a las piezas negras para que deje de agobiar al monarca blanco. Como pista les comentaré que a diferencia de la citada maniobra de Lucena (el puente) tenemos un peón en b6 que nos sirve de protección para su hermano de b7. Así que despreocúpese de su protección y quite el rey de en medio.

 

La solución AQUÍ.

Pedro Forjan

 

 

Esta entrada fue publicada en Final de Torres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario