Fantasía de peones (Reichhelm, 1870)

En el ajedrez y más concretamente en las composiciones ajedrecísticas hay cabida para la fantasía, problemas con posiciones inverosímiles o con una cantidad de piezas anormal como ocho caballos, cinco torres, etc, etc. Pero en esencia siguen estando poblados de ideas interesantes y maniobras sutiles y bellas que pueden ser de utilidad en una partida. En este estudio compuesto por el americano Gustavus Charles Reichhelm (1836-1905) la fantasía no falta (como en la mayoría de sus composiciones), prueba de ello es el pobre alfil de c8 y que el blanco tenga los 8 peones, hay que pensar en la solución correcta que le reporte la victoria y piense que un paso en falso ahogaría al pobre rey negro de a8. Como pista de propina le diré que las primeras jugadas de la larga solución son mas o menos lógicas y forzadas, cuando comprenda la idea general la respuesta le llegará pronto. Pruébela contra la computadora. Pero, en cualquier caso, no deje de mirar la solución Fantasía de peones (Reichhelm, 1870): SOLUCIÓN y sabrá algo más también sobre Gustavus Charles Reichhelm.

Pedro Forján

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario