Más vale maña que fuerza: el alfil maniatado

En este fina composición del germano/americano Henry Otten (1855-1930) se presenta una situación curiosa: el rey negro está delante de los peones y debería poder parar uno mientras el alfil para el otro, pero el rey negro ha vulnerado una de las reglas en este tipo de finales, nunca pongas tu rey en una casilla del color de las de tu alfil, y es por eso (aparte de una sutileza) que las blancas ganan.

Las blancas cuentan con dos ventajas: la primera, que poseen dos peones alejados entre ellos y un alfil solo no podría con los dos; y la otra, la desafortunada posición del rey negro, que es una ventaja temporal.

Actúe con rapidez para ganar y recuerde esta palabra, «bloqueo», que le servirá de ayuda a la hora de intentar hallar la respuesta.

Juegan blancas y ganan

 

La Solución AQUÍ

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario