Notable actuación de los de Mikel Gurea en Benidorm con Sergio Anguas en las mesas altas

El torneo del Gran Hotel Bali se celebró por última vez en 2019, así que es ya bastante tiempo el que ha pasado desde que este emblemático festival devolviera a Benidorm la magia del ajedrez. En esta ocasión será la edición número XIX. Además, se da la circunstancia de que en estas fechas el ajedrez en Benidorm ya no es sólo patrimonio del Hotel Bali, ya que el Hotel Meliá recogió ya en 2021 el guante que cedió al no organizarlo hace un año. La competencia ha llegado al mundo de los Open de ajedrez.

En nuestro caso continuamos fieles a la cita del Bali, puesto que son muchos los años que llevamos participando en él y por el momento estamos a gusto con la organización. sin embargo, lo que sí es cierto es que la vuelta a la normalidad ha supuesto para el Bali cierta dosis de pérdida de la esencia de propio evento. Esto es, que no ha habido actividades paralelas a la disputa de los torneos habituales (charlas, cursos, simultáneas…), se ha desarrollado un solo torneo nocturno de blitz (y no ha servido para Elo Fide)… y lo más preocupante de todo -de lo que hablaremos en otro artículo más pormenorizadamente más adelante- hay que ser más estrictos con el tema de las restricciones de movilidad en la sala (y especialmente fuera de ella) para evitar que los que no juegan limpio no lo tengan tan fácil como este año. Pero bien seguro que durante la organización de la vigésima edición se mejoran todas estas circunstancias.

Open B sub2000

Seis jugadores de Mikel Gurea y tres de Mikel Deuna se animaron a participar en este torneo limitado para jugadores de menos de 2000 Elo. Se disputó entre los días 3 y 10 de diciembre y reunión a un total de 207 jugadores. Esta cifra supondría una asistencia nada desdeñable para cualquier otro torneo, pero que aún dista mucho de lo que siempre ha sido este Open. La competencia Bali vs Meliá (Festival del Bali vs Benidorm Open) se nota, así como haber vuelto tan tarde a la normalidad, lo que ha facilitado el camino a otros torneos menores.

En lo deportivo, victoria para el hindú O. Kushal con 8/9 puntos. Curioso que este jugador partiera del ranking 69, ¿no? Su Elo antes de empezar la prueba era de tan sólo 1801. Se alzó con el título tras siete victorias consecutivas y dos tablas para finalizar (+174 puntos).

Los resultados de los nuestros los señalamos a continuación:

32. Sergio Anguas 6/9: Extraordinario torneo el realizado por Sergio, que recuperó sensaciones volviendo a ser él mismo dentro y fuera del tablero. Su juego rocoso le llevó a estar en la pomada por el título en todo momento. De hecho, sólo perdió la última partida. Sus números fueron una subida de +12 de Elo, una mejora de 7 puestos según su rating. Se quedó injustamente fuera de los premios.

66. Jesús González Pabollet 5/9: Torneo correcto el de Jesús, que completó un torneo sano al igualar su ranking de inicio. La pena fue la pérdida de -22 puntos Elo en su haber, fruto de un ecuador del torneo en el que no anduvo tan fino como de costumbre. Recordemos que venció aquí en el año 2011.

97. Aitor Esparza 4,5/9: Fenomenal torneo de nuestro aún sub14, mejorando 31 puestos su ranking. Para él éste era el torneo ideal para subir Elo y la prueba de que podía ser así fue que se llevó para casa fue de +64. Pese a ello, su margen de mejora es amplísimo y aún le queda por aprender a apurar las posiciones tratando de obtener algo más en ellas.

114. Jesús Martínez Zazo 4,5/9: El torneo realizado por Jesús fue muy regular, venciendo ampliamente ante los rivales con rating inferior y luchando bravamente ante los favoritos. Esto le llevó a subir +2 puntos Elo y mejor su ranking en 21 puestos. Los finales de torres con columnas abiertas siguen siendo sus favoritos, que nadie lo dude.

130. Daniel Aguinaga 4/9: Impresionante el momento de juego en el que se encuentra Daniel, que con sus +31 de Elo toca su propio techo de puntuación internacional. El único pero fueron sus dos injustas derrotas en dos posiciones en las que debió acabar aceptando las tablas. El problema era que el premio como mejor sub1600 estaba en su mano y quiso ganarlo sí o sí. nada menos que 54 puestos de mejora.

131. Serhiy Pedchenko 4/9: Una mejora de 23 puestos se llevó de vuelta Serhiy (pero -4 de Elo). Su juego, siempre de ataque, le lleva a disfrutar a él y a quienes vemos sus partidas, siempre con un ritmo ágil y dinámico. Si pestañeas un poco, te pierdes cómo ha pasado por encima de su rival.

133. Mikel Razkin 4/9: Buen inicio de torneo con una gran partida de ataque (con sacrificio de material incluido) ante el ranking 1 del campeonato. Desaprovechó una jugosa ventaja y la derrota le generó dudas en su juego, que solventó regalando tablas rápidas a rivales a priori inferiores. Para cuando recuperó su estilo ya era tarde y perdió -24 de Elo y 23 puestos con respecto a su ranking inicial.

142. Angel Esparza 4/9: Nada menos que 60 puestos de mejora es lo que hizo el benjamín de la expedición. Tras un inicio dubitativo, Angel no paró de encadenar victorias desarrollando un preciso y precioso juego que le deparó una subida de +50 puntos Elo. Su mejora en el torneo, gracias a la confianza que mostró en sí mismo, le valió para ser premiado como mejor jugador sub1400 del evento.

209. Valentín de Esteban 2/9: No pudo jugar las tres últimas rondas, lo que nubla un poco la realidad de su juego en el torneo. Al final su bajada de -33 puntos de Elo se debió a pequeños detalles en partidas duras. Nos quedamos todos con su faceta de luchador y animador tanto dentro como fuera del tablero.

Más información del torneo sub2000 en este enlace.

Open A sin límite de Elo

En el torneo abierto, sin limitación de Elo, el vencedor fue el armenio MF David Davtyam con una puntuación de 7,5/9. Se adjudicó el campeonato por delante de una centena de participantes (102) tras iniciar la contienda de ranking 6. su victoria le sirvió para adjudicarse una subida de +20 puntos Elo. Como curiosidad, ha de indicarse que en esta ocasión el torneo no estuvo destinado a jugadores de menos de 2300 Elo como en las anteriores ediciones. Según parece, esta apertura en el límite superior de nivel se debe a que en el Hotel Meliá esa circunstancia no existe.

La inscripción entre los nuestros se circunscribió a tan sólo dos representantes del club Mikel Gurea. Precisamente dos de nuestros jugadores sub16/18:

55. Adrián Oroz 4,5/9: Adrián no deja un solo torneo y tenía ya ganas de participar en éste. Se le hizo muy duro, ya que en esta competición cualquiera te pone en dificultades, desde el primero hasta el último, así que para él fue una muy buena experiencia de aprendizaje para mejorar en su juego. Perdió -12 puntos de Elo pese a mejorar 3 puestos su ranking en la clasificación.

 

57. Alexandr Pedchenko 4,5/9: A Alex se le hizo cuesta arriba el inicio del torneo, ya que a la fortaleza propia del torneo se le unió llevar cierto tiempo relativamente alejado de los tableros. Para cuando quiso darse cuenta ya estaba el torneo muy avanzado y había poco tiempo para la mejora, lo que deparó una bajada de 20 puestos con respecto a su ranking inicial y una pérdida de -71 Elo.

La clasificación del Open A sin límite de Elo en este link.

Esta entrada fue publicada en Competición, Opens por el mundo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario