La posición de Saavedra

La historia de cómo se gestó el problema y su solución es muy alambicada, y se esconde detrás de este cuadro.

Esta posición es un clásico en las monografías de finales, porque es uno de los pocos casos en que un peón es más fuerte que una torre. El autor original fue G.E. Barbier, que la compuso y publicó en 1895 bajo el enunciado blancas juegan y negras empatan. Pero el sacerdote español F. Saavedra (1847-1922) se encargó de refutar el erróneo análisis de Barbier cambiando el enunciado por blancas juegan y ganan, pasando a la historia ajedrecística por una sola jugada: es lo que se llama una jugada de gran rendimiento.

En el diagrama se presenta una situación bastante común en los finales de torre en los que hay carreras de peones y una torre se tiene que inmolar por un peón que ha coronado. Estos finales en su mayoría acaban en tablas si el rey y el peón están cerca de coronar, o en victoria del bando de la torre si su rey puede ayudar a parar el peón. En los menos casos, como ya he comentado, acaban en victoria del peón. Este final aunque sencillo tiene unas cuantas ideas que son muy interesantes de recordar y unos cuantos trucos que conviene aprender. Como pista de propina le daré tres posibilidades para que vaya iniciando el calculo:

  1. Rb7,
  2. c7,
  3. Ra7.

 

La Solución AQUÍ.

Esta entrada fue publicada en Torre contra peón y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario