Pódium navideño para Adrián e Iker en una actuación coral del club

Se disputó en los locales vecinales del Casco Viejo de Pamplona, denominados Plazara, el tradicional Torneo de Navidad entre los días 2 y 9 de enero. En esta ocasión el campeonato se pospuso a las primeras fechas de enero, comenzado el nuevo año, en vez de realizarse durante los últimos días de diciembre como se había aprobado en la asamblea. Un cambio en el calendario que, pese a ser llamativo, ya no sorprende a nadie.

Un total de 54 jugadores y jugadoras de la mayoría de clubes navarros se animaron a la fiesta y trataron de sortear las complicaciones que, por la cuestión de la pandemia y las altas tasas de contagios, venimos sobrellevando todos en nuestra comunidad. De hecho, más de uno se vio obligado a retirarse de la competición por ello… De todos ellos, 9 jugadores del Mikel Gurea más otros 4 del Mikel Deuna formaron parte en el evento.

Esta vez la crónica la realizaremos de abajo hacia arriba… por cambiar. El torneo de Manuel López fue verdaderamente curioso. Se inscribió a partir de la segunda ronda y justo en ella tuvo que darse de baja y no pudo acudir a ninguna partida. El de Mikel Deuna no pudo ni completar su primera partida lenta de la temporada. Con 2/7 Pedro Echegoyen buscaba continuar con la buena racha de juego desplegada durante el por equipos, pero la falta de costumbre de jugar tantos días seguidos le pasó finalmente factura y no pudo mantener el nivel de las semanas anteriores. A Gorka Vales le costó arrancar y al final se le hizo corto el torneo. A sus 2,5/7 con dos victorias consecutivas en las dos últimas jornadas bien seguro que le hubiera sumado alguna que otra ronda más para seguir deleitando las mieles del triunfo. Por su parte Kaiet Viana (sub12) también sumó 2,5/7 y protagonizó una serie de partidas muy trabajadas y profundas… y siempre teniendo en frente a jugadores de alto nivel. Esta circunstancia le valió una subida de +4 puntos Elo, lo que le hace superar su propio techo en el ranking internacional. A Gorka González (sub14) se le siguen atragantando los ritmos lentos y sus 3/7 no fueron suficientes para obtener el premio de la consecución del Elo. Pese a que añadió victorias ante jugadores rankeados, sólo le faltó la guinda de competir en cualquiera de las dos últimas partidas contra un jugador con Fide. Con justo la mitad de los puntos (3,5/7), Mateo Echegoyen (sub12) desplegó su madura concepción del juego ante sus contrincantes. Sirva como ejemplo las tablas conseguidas contra el favorito del torneo, Martín Pascual (ranking 1) en la mesa 1 de la primera ronda del torneo. Su desempeño le augura un aumento de +40 puntos Elo. También con 3,5/7 finalizó Jon Goñi (sub10). El benjamín del club en el torneo hizo gala de un juego táctico extraordinario para su edad. Como muestra de su talento, destacar su victoria ante Rafael Ruiz Escobar, flamante campeón navarro de la categoría Súper Veteranos. Su +36 da fe de ello.

Por encima del ecuador, Aitor Saldías (Mikel Deuna) y sus engañosos 4/7, puesto que sólo cayó derrotado en una ocasión. Haber vencido a dos rivales sin ranking le aparta de la subida de Elo (-6) de forma injusta una vez visto su juego. Rafael Ruiz Escobar (Mikel Deuna) no pudo celebrar su estrenado título y tal vez jugar tantas partidas, tan duras y tan seguidas no sea lo más recomendable para él (dicho por él mismo precisamente). Se le atragantaron varios jóvenes talentos y sus 4,5/7 le harán perder el premio cosechado en el torneo de los mayores (-41). En octavo lugar de la clasificación general se encuentra Txema Domench y sus notables 5/7 que le hacen mejorar trece puestos con respecto al ranking de su recién estrenado Elo Fide. Una subida de +68 gracias a victorias frente a ilustres promesas del ajedrez navarro como Ekain Galarza o Iñigo Ayúcar. Esto le hace merecedor de todo tipo de loas  sobre todo después de tanto tiempo sin competir. El quinto puesto lo ocupó Alfonso Cemborain (Mikel Deuna) que también finalizó con 5/7. Subirá +17. Su juego pausado y estratégico, de veterano que se las sabe todas, le llevó a enfrentarse de tú a tú con los jóvenes valores del momento y tener en su mano el triunfo en el torneo, puesto que disputó la última ronda en la mesa 1 frente a Adrián Oroz. Pero esta vez no pudo ser. El tercer escalafón del podium lo ocupó Iker Fernández (sub16). Sus 5,5/7 le premian con una espectacular subida de +77. Un juego combinativo, de ataque y control de la situación le hizo merecedor del premio, pero sobre todo el regalo que nos hizo a los aficionados con su última partida, un ataque brutal para enmarcar. Finalmente sólo la suerte del desempate privó a Adrián Oroz (sub16) del título de Campeón del Open de Navidad. Los 6/7, invicto, no fueron suficientes para que la lotería del bucholz cayerá de su lado. Sigue la racha de imbatibilidad esta temporada gracias a no dar ninguna partida por acabada antes de tiempo y seguir trabajando más y más cada posición. Los +22 le hacen superar la barrera de los 1900 por primera vez. Felicidades.

Al final, el título lo decidió el desempate y recayó en manos de Mikel Santos (Santa Ana), que venció en la última ronda a su compañero de club, Alejandro Fuentes. Nuestra enhorabuena. Por parte del club Mikel Gurea, tres jugadores entre los 10 primeros clasificados (¡y todos los inscritos del club subiendo Elo!), otros tres del Santa Ana y sólo uno de Mikel Deuna, Orvina, San Juan y Oberena. Este último peldaño de la zona noble clasificatoria fue curiosamente para el primero del ranking inicial.

Puedes ver la clasificación completa del torneo en este enlace de Info64.

Esta entrada fue publicada en Competición, Competiciones oficiales, Competiciones oficiales Navarra, El club y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario